las familias que elegimos: lesbianas, gays y parentesco-kath weston-9788472902220

LAS FAMILIAS QUE ELEGIMOS: LESBIANAS, GAYS Y PARENTESCO

 (En papel)

KATH WESTON

, 2003
  • Nº de páginas: 300 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: BELLATERRA
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788472902220
Durante la última década, los temas relacionados con la familia han pasado a ocupar el centro de la vida de lesbianas, gays y bisexuales de un modo que nadie hubiera podido predecir cuando Las familias que elegimos se publicó por primera vez. Se ha vuelto habitual –incluso por parte de algunos heterosexuales– preguntar a las parejas lesbianas: «¿Habéis pensado en tener hijos?». Las organizaciones de defensa de los derechos civiles se han volcado en los tribunales en un esfuerzo por lograr que «nuestras familias» sean reconocidas legalmente. Las ceremonias de boda se han convertido en parte integrante de los eventos por los derechos de las lesbianas, los bisexuales y los gays. El estudio de las familias homoparentales ha ayudado incluso a rehabilitar el parentesco como un tema válido en la investigación antropológica. Estos cambios tienen una historia y un hilo conductor de cambio social y de organización que atraviesa las páginas de Las familias que elegimos. A medida que el movimiento gay cobraba fuerza en los años setenta, apelaba a los homosexuales «de toda la vida» a que revelaran su identidad a la sociedad, o al menos a sus padres y parientes cercanos. «Salir o no salir del armario» se convirtió en un tema cotidiano. Ahora bien, encarar esa pregunta significaba considerar la posibilidad de que el vínculo biológico no fuera suficiente para determinar el parentesco o para hacer que éste perdurase. Aunque llegado el momento de la revelación, las personas difícilmente perderían a sus tías o abuelos, sabían muy bien que los lazos familiares podían verse dañados. El parentesco comenzaba a parecer más un problema de esfuerzo y de elección que un vínculo permanente e inamovible o un derecho inalienable. La muda sustancia de los genes, la sangre y los huesos debía transformarse en algo más. Y si este esfuerzo de transformación resultaba un fracaso –si la sangre resultaba ser más ligera que el agua–, ¿por qué rechazar sin más el potencial de parentesco de otros vínculos sociales: el tejido solidario de la amistad, por ejemplo, un parentesco no biológi

$479.00

$455.05

Inseparables, comprar "LAS FAMILIAS QUE ELEGIMOS: LESBIANAS, GAYS Y PARENTESCO" junto con:

las familias que elegimos: lesbianas, gays y parentesco-kath weston-9788472902220
derecho de la familia-9788429020465
DERECHO DE LA FAMILIA CARLOS ROGEL VIDE

Cómpralos hoy por

las familias que elegimos: lesbianas, gays y parentesco-kath weston-9788472902220
hasta en las mejores familias: todo lo que siempre quiso saber so bre la homosexualidad de sus hijos, familiares-9788495346605
HASTA EN LAS MEJORES FAMILIAS: TODO LO QUE SIEMPRE QUISO SABER SO BRE LA HOMOSEXUALIDAD DE SUS HIJOS, FAMILIARES JESUS GENERELO

Cómpralos hoy por

las familias que elegimos: lesbianas, gays y parentesco-kath weston-9788472902220
familias modernas-9788432318368
FAMILIAS MODERNAS SUSAN GOLOMBOK

Cómpralos hoy por

Datos del libro

  • 14.0x22.0cm.
  • Nº de páginas: 300 págs.
  • Editorial: BELLATERRA
  • Lengua: CASTELLANO
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788472902220
  • Año edición: 2003
  • Plaza de edición: ESPAÑA
  • Traductor: ROGELIO SAUNDERS

Resumen

Durante la última década, los temas relacionados con la familia han pasado a ocupar el centro de la vida de lesbianas, gays y bisexuales de un modo que nadie hubiera podido predecir cuando Las familias que elegimos se publicó por primera vez. Se ha vuelto habitual –incluso por parte de algunos heterosexuales– preguntar a las parejas lesbianas: «¿Habéis pensado en tener hijos?». Las organizaciones de defensa de los derechos civiles se han volcado en los tribunales en un esfuerzo por lograr que «nuestras familias» sean reconocidas legalmente. Las ceremonias de boda se han convertido en parte integrante de los eventos por los derechos de las lesbianas, los bisexuales y los gays. El estudio de las familias homoparentales ha ayudado incluso a rehabilitar el parentesco como un tema válido en la investigación antropológica. Estos cambios tienen una historia y un hilo conductor de cambio social y de organización que atraviesa las páginas de Las familias que elegimos. A medida que el movimiento gay cobraba fuerza en los años setenta, apelaba a los homosexuales «de toda la vida» a que revelaran su identidad a la sociedad, o al menos a sus padres y parientes cercanos. «Salir o no salir del armario» se convirtió en un tema cotidiano. Ahora bien, encarar esa pregunta significaba considerar la posibilidad de que el vínculo biológico no fuera suficiente para determinar el parentesco o para hacer que éste perdurase. Aunque llegado el momento de la revelación, las personas difícilmente perderían a sus tías o abuelos, sabían muy bien que los lazos familiares podían verse dañados. El parentesco comenzaba a parecer más un problema de esfuerzo y de elección que un vínculo permanente e inamovible o un derecho inalienable. La muda sustancia de los genes, la sangre y los huesos debía transformarse en algo más. Y si este esfuerzo de transformación resultaba un fracaso –si la sangre resultaba ser más ligera que el agua–, ¿por qué rechazar sin más el potencial de parentesco de otros vínculos sociales: el tejido solidario de la amistad, por ejemplo, un parentesco no biológi

6

Valoración Media

Media de 1 valoración en total

Valoraciones usuarios

  • (0)
  • (0)
  • (1)
  • (0)
  • (0)

Recomendaciones usuarios

  • 0% No ha sido todavía recomendado

Opiniones "LAS FAMILIAS QUE ELEGIMOS: LESBIANAS, GAYS Y PARENTESCO"

No hay opiniones para este producto

Hazte un hueco en la comunidad de Casa del Libro, regístrate